¿Qué es la alergia?

Es una reacción de hipersensibilidad a un agente externo. Es en definitiva una reacción exagerada de nuestro sistema inmunológico a ciertas sustancias. Estas pueden ser  alimentos, ácaros del polvo, alimentos, picaduras de insectos y ahora en primavera el polen de las plantas.

El polen de las plantas más frecuentes en España es del de gramíneas, olivo, el plátano de sombras y la parietaria.

Los síntomas producidos son goteo nasal, estornudos, picazón, lagrimeo nasal e incluso asma. En casos extremos pueden llevar a shock anafiláctico y poner en riesgo la vida.

¿Cómo puedo prevenir la alergia?

Solo hay una forma, evitar aquello que produce la alergia. Si no se puede por lo menos reducir la exposición al alérgeno Los medicamentos más usados para aliviar los síntomas son los antihistamínicos.

La inmunoterapia o vacunación sirve para disminuir la alergia al polen, y lograr eliminar la medicación. Previene la evolución hacia el asma de la alergia. Es un tratamiento largo, de 3 a 5 años, pero si es, parcialmente curativo

Para la alergia al polen hay unos consejos útiles que puedes seguir:

Cerrar puertas y ventanas para que no entre el polen en casa. A primera hora de la mañana  y a última hora de la tarde es cuando el nivel de polen en la atmósfera es mayor.
Poner el aire acondicionado con filtros antipolen y cambiarlos con frecuencia.
Al salir a la calle ponerse gafas de sol, para evitar que el polen entre en los ojos.
Al viajar en coche subir las ventanillas
Permanecer en casa el mayor tiempo posible. Sobre todo, los días de viento.
Ducharse y cambiar la ropa al llegar a casa. Evitar tender la ropa  al aire libre.

¿Qué antihistamínico es mejor?

Todos ellos tienen un efecto muy similar. Los más empleados son los de segunda generación, son baratos y tiene la ventaja respecto a los de primera, que no atraviesan la barrera hematoencecefálica.  De todas maneras algo de sueño si van a producir. También llegan al Sistema Nervioso Central pero en menor medida.

Entre los de segunda generación tenemos la loratadina, la cetirizina y la ebastina.

Los de tercera generación que son metabolitos o enantiómeros de los de segunda. Lo que pretendemos es potenciar el efecto y disminuir los efectos secundarios. En estos la capacidad de producir sueño está muy disminuida y no va a haber problema con la conducción.

Con la desloratadina o la bilastina no hay  potenciación con el alcohol. También son algo más caros que los de segunda generación.

Tanto los de segunda, como los de tercera generación su dosis es una vez al día.

Según esto y según tu caso será mejor uno u otro.

Dejar respuesta